Entrevista a Belén Aguirre, Beefeater

Entrevista a Belén Aguirre, Brand Manager Beefeater

Beefeater es una de las bebidas que más apoya los festivales en España. Este 2015, de la mano de sus Beefeater Private Party, ha dinamizado y apoyado la escena musical, convirtiéndose en una marca de ginebra de referencia. Entrevistamos a Belén Aguirre Rueda, Senior Brand Manager Beefeater.

En los últimos tiempos, Beefeater se está involucrando en el mundo musical con presencia en festivales, entre otras cosas. ¿Cuáles son los motivos o posibilidades que habéis visto en este terreno? Hemos identificado un público muy afín a la marca en los festivales. Una audiencia que busca no sólo disfrutar de la música, sino de una serie de actividades alrededor que enriquecen su experiencia en el festival. Nuestra principal motivación ha sido captar a este tipo de espectador inquieto, interesado, moderno y exigente.

Habéis entrado como patrocinadores en esta segunda edición de Premios Fest. ¿Cuál es la importancia de estos premios para vosotros? ¿Por qué habéis querido formar parte de la propuesta? Estar en los Premios Fest supone declarar nuestro apoyo e interés por los festivales de manera más oficial. Además nos parece el momento perfecto para que otros festivales sepan que Beefeater está ahí, y así poder contar con nosotros en un futuro. La iniciativa de los premios, por último, puede generar cierta competencia sana entre festivales, que hará que nuestros festivales (los de España) tengan cada vez más calidad, porque seremos más exigentes con nosotros mismos.

Beefeater es una de las marcas más importantes a nivel tanto nacional como internacional, ¿qué cosas son indispensables en una campaña de marketing para vosotros? En primer lugar, la calidad y relevancia del contenido o la propuesta que ofrecemos a nuestros consumidores. Esto se puede trasladar a cada cosa que hacemos: desde una campaña de publicidad, un evento, una promoción, acciones en festivales o las copas que se sirven en los mismos. Además es importante un territorio atractivo como es Londres y a eso le sumamos la involucración del consumidor. Beefeater es una marca activa, en la que queremos que la gente se moje, participe, haga algo, no sea un mero espectador.

¿Cuáles son vuestras prioridades y objetivos de cara al público y a vuestros consumidores? Nuestra prioridad es no tener consumidores, si no brand lovers. Que el público se enamore de nosotros, sean fans, seguidores, amantes… y creen un vínculo que va mucho más allá de servirles una copa. Por esto, nuestras propuestas y acciones siempre tienen que tener gancho, estar a la última, pensadas hasta el detalle.

¿Qué os aporta la presencia de vuestra marca en un festival de música? Podemos definir la aportación en dos sentidos: en primer lugar, pensando en ventas y aunque parezca contraproducente, el fin último de nuestra presencia es por el bien común de los spirits. Queremos ofrecer a los consumidores la posibilidad de tomar una copa de calidad viendo a su grupo favorito, algo que no está totalmente instaurado. En segundo lugar estar presentes y unidos a un territorio tan emocional como la música, hace que las acciones de Beefeater en este contexto sean recordadas de mejor manera.

¿Cuál ha sido la campaña de Beefeater de la que más orgullosos os sentís? This is my London. Es la campaña que nos ha llevado hasta lo más alto de los spirits y que lleva años batiendo records en todos los sentidos. Hemos pasado de mostrar el Londres más clásico a un Londres más actual y sobre todo a lo que transmite Londres: energía, creatividad, dinamismo…

¿Qué puede aportar una marca como Beefeater a la industria musical? Emoción y pasión. Si queremos amantes y no consumidores, tendremos que construir en territorios que nos faciliten estar presentes en esos momentos únicos.