Entrevista a Agustín Fcuentes, director del Contemporánea

Entrevista a Agustín Fuentes, director del Contempopránea

El festival Contempopránea, que comenzó en 1996, se ha consolidado como un referente dentro del universo de festivales indie que se celebran en España. Su última edición, desdoblada en dos fechas y localizaciones diferentes (Badajoz y Albuquerque), ha vuelto a huir de las grandes masificaciones, fórmula por la que vienen apostando durante los últimos años. Nos entrevistamos con su director, Agustín Fuentes, y esto fue lo que no dijo.

¿Qué importancia le da vuestro público a los servicios ofrecidos? ¿Cuál es la más destacada o en la que hacéis más hincapié? El público suele darle importancia a todos los servicios en general porque, en definitiva, todo ello forma parte del éxito. Nos importa mucho la comodidad del público, nos ponemos en su lugar, a nadie le gusta esperar colas para pedir una cerveza, sacar un ticket o para acudir a los baños.
Una de las ventajas de este festival es que al no estar muy masificado podemos controlar mejor la fluidez de los servicios. Nuestra idea de festival cómodo es aquella en la que el público se siente mimado y no como un número entre miles.
La cercanía con todos los servicios, con los escenarios, etc. hacen que el festival sea muy cómodo y por tanto más disfrutable.

¿Cómo planteáis la campaña de comunicación? ¿Es fácil conseguir el apoyo de medios de comunicación? La campaña de comunicación se plantea con nuestros principales patrocinadores, siguiendo nuestras recomendaciones. Independientemente del plan de medios de nuestro patrocinador principal, el festival cierra acuerdos con otros medios que quieren beneficiarse de estas sinergias, logrando captar la atención de aquellos medios que comparten un mismo target de público que acude al festival. De esta forma logramos un beneficio mutuo.

¿Cómo o qué importancia dais a la tecnología en vuestro festival? Con la tecnología vivimos el día a día y sin ella no sabríamos concebir el festival. Nos hemos ido adaptando de manera natural. El festival mantiene una estrecha comunicación con su público gracias a las redes sociales, a las aplicaciones para móviles, etc. Toda novedad en el terreno tecnológico es bienvenida siempre y cuando sea demandada por nuestro público.

¿Cuál es vuestro nivel de compromiso con las bandas emergentes nacionales? El apoyo a la escena emergente ha sido la base en la que se ha sustentado siempre este festival desde sus orígenes hasta nuestros días, de ahí que seamos un festival indie. Lo hemos venido demostrando sacando a la luz a grupos desconocidos para el gran público. Aquí dieron sus primeros conciertos grupos que ahora son muy conocidos pero que en su día tocaban como bandas maqueteras o emergentes: La Habitación Roja, Sidonie, Deluxe, Lori Meyers… Continuamos con nuestro concurso “grupo revelación nacional” en el que sacamos dos o tres grupos para darles el empujón de popularidad que necesitan para seguir creciendo. Es muy importante esta labor que viene haciendo el festival para que la escena se dinamice y regenere constantemente.

¿Cuál ha sido vuestro cartel favorito de todas las ediciones? En 20 años de festival he tenido muchos favoritos, pero quizás uno de los que más me gustó personalmente fue el del año 2008, en aquel cartel estaban: Teenage Fanclub, Camera Obscura, Emma Pollock, Lori Meyers, La Casa Azul, Coppini y Maga, Homenaje a Golpes Bajos, Sidonie, Niños Mutantes,Tachenko, Lagartija Nick, etc.

A la hora de programar artistas, ¿cuáles son vuestras razones de peso para contratar artistas? Buscamos un equilibrio entre los artistas que quiere ver nuestro público y los que más nos gustan a la organización. Sabemos que para que un festival funcione es importante salvar los números y eso solo se consigue con artistas de cierto tirón, pero siempre buscando el equilibrio para que una cosa no se coma a la otra. Gracias al público que aportan los grandes artistas, los pequeños son descubiertos por ese público que viene atraído por los grandes nombres del cartel.

¿Cuál creéis que es el estado de los festivales en España ahora mismo comparado con otros países? España está en un excelente momento, es cierto que nuestro recorrido y experiencia es menos larga que Inglaterra, pero vamos por buen camino y con la ventaja de ser el país perfecto para este tipo de eventos por nuestra climatología.

A medida que pasan los años, ¿es más fácil o más difícil montar un festival? ¿Por qué? Aunque a los ojos del público pueda parecer que esto anda solo y que ya está hecho, no es ni mucho menos así. Cada año te enfrentas al festival como si fuera la primera vez que lo organizas, no hay nada eterno, todo te lo tienes que trabajar desde cero, y la parte más compleja es la financiación, y en estos tiempos aun es más complicado.

¿Contadnos alguna anécdota que haya pasado y que nunca olvidaréis? En el 2001, el festival apostó por una banda internacional desconocida, SALOON, pero que en su día estaba siendo apoyada por John Peel en la BBC. Justo una semana después de su actuación en el Contempopránea veíamos a la banda actuar con las camisetas de nuestro festival en las sesiones de John Peel, en Radio 1 de la BBC Británica. Ten en cuenta que para el mundo del indie, John Peel fue siempre la mayor autoridad radiofónica mundial, y aquel momento no tenía precio para mí, fue como cumplir un sueño.

¿Qué creéis que aporta la iniciativa de Premios Fest al sector de la música? Vuestra labor nos ayuda a que se nos tenga más en cuenta en el sector, tanto entre el público, como entre los que nos apoyan con sus patrocinios. Contribuís a que nos ilusionemos con ello, porque siempre es importante apreciar y valorar todo el trabajo que hay detrás de un festival.