publiconight.alexamoros

Cuestionario a festivales: ElectroSplash

ElectroSplash va dirigido a la escena alternativa de arte, música y ocio: un festival dedicado -desde hace 12 años- a la música avanzada, el arte de vanguardia y la cultura contemporánea. Si te gusta estar en la playita al sol o a la sombra, disfrutando de caras sonrientes, bañándote, comiendo fruta fresca, bailando con musicón o viendo a tus DJ’s favoritos pinchando en bermudas… coge la toalla porque esta es tu fiesta.

Gustavo Navedo, director de comunicación de ElectroSplash, responde nuestro cuestionario a festivales:

 

¿Qué tres características tiene que tener un Director de Comunicación de un festival sin las cuales no podría trabajar en esa posición?

No sé si podría resumir en tres estas características. Creo que para poder afrontar un trabajo de estas características tiene que ser una persona responsable, seria, profesional y capaz de priorizar todos los contenidos que se van a generar dentro del proyecto, si no tiene esta capacidad, enloquecerá muy pronto… Es lo primero que se me ocurre.

¿Cuáles son los principales focos de tensión laboral durante un festival para un Director de Comunicación?

Quizás las áreas que llevan más trabajo cuando el festival está ya muy cerca es toda la gestión de acreditaciones y también de permisos y gestión de licencias y entrevistas con el management de cada artista. También son muy significativas las comunicaciones oficiales del festival, especialmente cuando implican avances de cartel. Son quizás los mayores hitos durante la campaña de comunicación. Una vez finalizado el evento, la parte de documentación y recopilación de toda la repercusión publicada es una parte muy interesante que personalmente disfruto bastante, aunque hay veces que me siento superado.

¿Cuáles han sido tus mejores 3 momentos de la historia del festival e tu área y por qué? (Una breve explicación de cada uno).

He comenzado a colaborar con ElectroSplash en esta edición y la campaña ha sido muy positiva, pero no sé si puedo hablar de tres momentos concretos. Ha sido un gran equipo que ha conseguido sacar de nuevo a la luz este proyecto tras un silencio de muchos años, y que ha conseguido celebrar un festival totalmente actual y destacable por contar con uno de los line up más arriesgados del panorama. Creo que la experiencia de esta primera edición “de vuelta” de ElectroSplash en sí es mucho más positiva que destacar tres momentos concretos.

¿Y cuál ha sido el peor momento en tu área que se te viene a la mente y por qué?

Hablaré de manera general sin citar casos. Cuando ocurren o suceden cosas que no están a tu alcance poder ayudar para que se cumplen en plazo, y un eslabón de la cadena falla por el motivo que sea, y se cae toda la previsión que tenías pensada en ese caso. No me gusta citar ejemplos de este tipo de momentos, son muy frustrantes.

¿Eres capaz de disfrutar del festival mientras trabajas? ¿En qué sentido?

Por supuesto. De hecho creo que cuando trabajas en el festival es como si fueras al festival todos los días desde que empiezas con la campaña. Lo disfrutas de otra manera y resulta muchas veces muy gratificante, da mucha motivación. Durante el festival hay momentos que el trabajo es muy intenso, pero también puedes conocer a gente con la que has estado en contacto y quizás aún no te conocías, siempre coincides otras personas y empresas con la que has trabajado anteriormente en el festival o en otras producciones…. es muy entretenido trabajar en un festival en general. También es verdad que son jornadas muy extensas, dan mucho de sí. (risas)

¿Qué cosas importantes has aprendido desde que trabajas en el festival?

Creo que a priorizar cosas importantes realmente de otras que no lo son tanto, a tener mucha paciencia, a confiar en el trabajo en equipo y especialmente cuando trabajas en Levante en verano, a trabajar soportando temperaturas extremas (risas)

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado nunca para desempeñar tu función en el festival? ¿Recuerdas quién te lo dio y cuándo?

No recuerdo un consejo como tal que me haya marcado, pero si trabajar junto a un gran profesional como es Ernesto González, Director de Comunicación del FIB, con el que colaboro hace años, y cuya manera de trabajar para mí siempre ha sido un modelo de profesionalidad y de cuidado y atención en la comunicación.

¿Cuál es en tu opinión la mentira más aceptada por la sociedad o por la industria musical (así, en general) en torno a los festivales o a la organización de los festivales?

La verdad es que no creo que haya muchas mentiras instauradas, o bueno quizás sí. Con la burbuja festivalera vivimos una época que había un festival por municipio. Quizás la mentira para mí es pensar que montas un festival y te forras. Tener éxito en este área de negocio requiere trabajo y dedicación como cualquier otra, no es una mina de oro por descubrir sin dedicarle el tiempo que necesita para hacer las cosas de manera profesional.