OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuestionario a festivales: Deleste Festival

El Deleste es un festival ‘gourmet’ que cuida los detalles para que el espectador pueda disfrutar de las actuaciones (sin solapamientos entre ellas) y bajo buenas condiciones de sonido”. Refuerza la proyección y la vida cultural de la ciudad de Valencia, que aún no tenía un festival urbano de estas características”. Es un evento que huye de las masificaciones, y que busca cuidar al público y al artista por igual, dando una oportunidad a bandas menos conocidas a nivel nacional.

Jesús de Santos, director de producción de Deleste Festival, responde nuestro cuestionario a festivales:

 

¿Qué es lo más loco que has visto a nivel de producción en el festival?

Somos un festival para 3.000 personas, con aproximadamente unas 18 bandas. Suele ir todo bastante rodado y tranquilo, con pocas locuras. El primer año teníamos que montar una carpa fuera del festival donde iban a tener lugar las actividades para niños. Las condiciones meteorológicas nos impidieron en el último momento poder montarla y tuvimos que buscar un espacio alternativo donde poder meter a todos los niños con sus respectivos padres.

¿Ha habido alguna cosa que no hayas podido hacer a nivel de producción en alguna edición del festival? ¿Qué fue?

Sí. Uno de nuestros escenarios no permite que haya 2 baterías montadas con tarimas con ruedas e ir cambiando una y otra como en los grandes festivales. Es algo bastante simple pero con algunas bandas nos provoca bastantes problemas. Imagino que cuando se escucha la palabra festival se piensa en grandes escenarios y muchas personas trabajando de arriba abajo. No es nuestro caso. Somos un equipo pequeño pero muy resolutivo.

¿Cuáles han sido tus mejores 3 momentos de la historia del festival e tu área y por qué? (Una breve explicación de cada uno).

Mi mejor momento es cuando se ha acabado el festival y ves que todo ha salido genial. Se han cumplido los horarios, no ha habido ningún problema serio, el público está contento y los artistas están contentos. Otro gran momento es cuando las bandas te felicitan por el festival, como concepto, pero también por como se ha desarrollado todo. Finalmente, ver como disfruta la gente en algo que has montado tú, también es muy satisfactorio.

¿Y cuál ha sido el peor momento en tu área que se te viene a la mente y por qué?

Cómo ya hemos indicado al principio, somos un festival pequeño. Hay un trabajo de pre-producción importante y poco margen para los errores o momentos críticos. Quizás como peor momento podría ser el primer año cuando se citó a las bandas a las 8 de la mañana para los conciertos matinales de uno de los escenarios y al llegar allí el equipo técnico no había montado nada. Hubo que trabajar contrarreloj y limitando mucho las pruebas de sonido para poder abrir a la hora que se había marcado.

¿Qué tres características tiene que tener un Jefe de Producción de un festival sin las cuales no podría trabajar en esa posición?

Capacidad resolutiva, serenidad e imaginación.

¿Cuáles son los principales focos de tensión laboral durante un festival para un jefe de Producción?

Creo que uno de los focos principales está en los propios escenarios y la obsesión, al menos en mi caso, con que se cumplan estrictamente los horarios.

¿Qué cosas importantes has aprendido desde que trabajas en el festival?

Son muchos años organizando conciertos e imagino que en todos estos años he ido aprendiendo muchas cosas. Quizás el festival me ha ayudado a multiplicar mi capacidad de organización y también de reacción.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado nunca para desempeñar tu función en el festival? ¿Recuerdas quién te lo dio y cuándo?

Lo mismo, supongo que en todos estos años organizando conciertos habrá habido algún que otro consejo, aunque la mayoría de las veces he aprendido de mis propios errores. Pero en una producción hace ya muchos años, una producción bastante grande, el jefe de producción me habló de lo importante que era guardar siempre la calma ante las situaciones críticas.

¿Cuál es en tu opinión la mentira más aceptada por la sociedad o por la industria musical (así, en general) en torno a los festivales o a la organización de los festivales?

Pues imagino que la gente cree que estamos de fiesta. Que realmente no estamos trabajando. No entienden muy bien cuál es nuestra función en todo esto.

¿Cuál es tu festival favorito del mundo y por qué?

Pues también un festival pequeño, aunque ya no existe: el Faraday. Estuve un año y me resultó tranquilo, acogedor. También tengo que decir que el SXSW de Austin me dejó con la boca abierta por los cientos de bandas que tocan al día, la cantidad de escenarios, las muchas actividades profesionales que se desarrollan, etc.