jordi

Cuestionario a festivales: Cruïlla Barcelona

El Cruïlla Barcelona es el festival de verano en Barcelona, espejo de la ciudad, cosmopolita, abierto y singular. La voluntad del festival es que el público disfrute de los conciertos sin prejuicios y que el nexo entre todas las propuestas sea la calidad, sin fronteras estiísticas. El Cruïlla Barcelona es un festival heterogéneo dedicado a los amantes de la música. Han pasado por el festival artistas como Macklemore & Ryan Lewis, Damon Albarn, Suede, Jack Johnson, Ben Harper, Iggy Pop, MIA…

Jordi Herreruela, director de Cruïlla Barcelona, responde nuestro cuestionario a festivales:

 

¿Qué sentimiento o qué idea fue la que te llevó a pensar un día: “Quiero organizar un festival”?

En nuestro caso se trataba de realizar un evento con un gran impacto mediático que visualizara el trabajo de hormiguita de apoyo a la música emergente que se realiza des de las Casas de la Música de Cataluña y en concreto desde la sala Clap de Mataró. Aunque con posterioridad el festival se convirtió en un ente con vida propia que se alejó del objetivo inicial.

¿Qué le dirías a alguien que ahora mismo está leyendo esto y que se plantea organizar un festival por primera vez?

Que no lo haga a no ser que disponga de mucho dinero y que le dé igual perderlo para hacer algo que realmente le gusta. Consolidar un festival lleva años de inversión y requiere de un crecimiento orgánico, casi todo el que ha querido crecer demasiado rápido o que ha pretendido ganar dinero rápido ha desaparecido del sector.

¿Qué has ganado y qué has perdido por el hecho de organizar un festival y dar pie a todas las implicaciones emocionales que eso conlleva?

Hemos perdido mucho dinero, aunque nosotros preferimos hablar de que lo hemos invertido, y hemos ganado la posibilidad de trabajar en el oficio más maravilloso que conozco. Imaginar un festival singular, único y especial en el que nadie creía y año tras año ver como nuestro sueño se va haciendo realidad es una experiencia mágica.

¿Cuáles han sido las principales dificultades que tuvisteis en los primeros momentos de la organización del festival?

Que el resto de los participantes creyeran y entendieran nuestra idea de festival. Me refiero tanto a artistas, como medios, patrocinadores e incluso el público. Hemos ido en dirección opuesta a la dinámica del sector, mientras muchos se especializaban en un escena musical nosotros pensábamos en un público con amplitud de gustos musicales.

¿Por qué organizas tu festival en esa localización? ¿Has pensado cambiar de localización alguna vez?

El Cruïlla Barcelona tiene un gran respeto por la identidad propia del territorio que lo identifica, es un festival reflejo de la ciudad de Barcelona y de sus habitantes. No nos podemos imaginar el Cruïlla Barcelona en ninguna otra ciudad.

¿Qué es lo mejor y lo peor que tiene la localización de vuestro festival?

Lo mejor es la ciudad que lo acoge y su público. Nuestro público mayoritariamente, en un 90%, es de Barcelona y su área metropolitana. Es un público moderno pero sin “moderneces”. Lo peor es el coste que hay que pagar por los espacios públicos en Barcelona, me temo que es la ciudad más cara del estado para organizar eventos, si le sumamos las dificultades actuales para recibir ayudas públicas, hace que el riesgo en Barcelona sea superior al de otras localizaciones.

¿Qué tres cambios en la historia del festival sirvieron para hacer de vuestro festival un evento mejor y más disfrutable?

El Cruïlla Barcelona es un festival joven que aún no ha sufrido grandes cambios, pero es heredero de un festival previo que promovíamos en Mataró llamado “Mataró, Cruïlla de Cultures”. Nuestro gran cambio fue dejar Mataró para aterrizar en Barcelona.

¿Cuál es en tu opinión la mentira más aceptada por la sociedad o por la industria musical (así, en general) en torno a los festivales o a la organización de los festivales?

Que un festival es un gran negocio, y los promotores de festivales nos forramos a costa del público. Los artistas piden más dinero para actuar en un festival que para realizar un concierto exclusivo suyo, y los costes de producción de un festival son elevadísimos, se tiene que construir una pequeña ciudad de 30.000 habitantes durante un fin de semana, y se tiene que desmontar al acabar.

¿Crees que es posible un festival masivo sin el apoyo económico de las marcas y empresas multinacionales?

Creo que es posible, pero porqué tiene que ser deseable? No entiendo este debate. Nadie pone en duda que el deporte se vincule con marcas. El problema es que no se hace participe al público de la relación con las marcas. Si el público saliera directamente beneficiados de esta relación vería la vinculación con las marcas como algo positivo. En muchos casos la relación entre festival de música y marcas no llega al público, que solo ve como pagando una entrada que considera cara tiene que “tragar” con publicidad por todas partes. Si la vinculación a las marcas sirvieran para que el público tuviera la entrada más barata o dispusiera de servicios gratuitos que cada asistente pudiera disfrutar individualmente todo el mundo lo consideraría positivo.

¿Cuáles han sido tus mejores tres momentos de la historia del festival y por qué?

El concierto de Ben Harper en la primera edición del Cruïlla Barcelona. El cambio de Mataró a Barcelona, el cambio de formato, el gran riesgo que asumíamos y ver la gran respuesta del público fue un gran subidón para continuar con el proyecto.

Disfrutar del concierto de Trombone Shorty desde el control de monitores, y que de vez en cuando me dirigiera una mirada de complicidad interpretada por mi como “Ves la que estamos liando?”

Cada vez que me acerco a uno de los escenarios pequeños, con grupos emergentes catalanes, y veo que esta lleno y que el público se vuelve loco con ellos. Tener la certeza de que el Cruïlla Barcelona también sirve para proyectar a estos grupos es emocionante.

¿Y cuál ha sido el peor momento que se te viene a la mente y por qué?

Las cancelaciones, siempre las cancelaciones, o posibles cancelaciones. El año pasado salvamos el concierto de Zaz añadiendo un día de festival y durante mes y medio pensaba que no se podría salvar.

Define vuestro festival en sólo tres conceptos generales.

Festival de verano de Barcelona.

Festival de los barceloneses.

Festival reflejo de la ciudad de Barcelona.

¿Cuál es tu festival favorito del mundo y por qué?

No he estado nunca, pero el Line-Up del Byron Bay Blue Festival es siempre admirable.