291191_10150343954901756_2845903_o

Cuestionario a festivales: Black is back!

El festival Black is Back! es un fin de semana donde pasarlo bien y olvidarte de los problemas. Un punto de encuentro para todos, desde los 0 a los 100 años con la oportunidad de disfrutar de la cultura y la música soul sin límites de edad, en un entorno cómodo, con un sonido cuidado y precios populares y asequibles.

David Jiménez Zumalacárregui, director del festival Black is Back!, responde nuestro cuestionario a festivales:

 

¿Qué sentimiento o qué idea fue la que te llevó a pensar un día: “Quiero organizar un festival”?

La necesidad de dotar a la ciudad de Madrid de un evento representativo de la gran escena de música negra que esta ciudad posee y que queda atomizado en multitud de shows a lo largo de todo el año. Queríamos una celebración que amplificara esta efervescencia artística

¿Qué le dirías a alguien que ahora mismo está leyendo esto y que se plantea organizar un festival por primera vez?

Paciencia, no desfallecer, y probablemente intentarlo en una ciudad que no sea Madrid, porque aqui a las autoridades municipales sólo les interesa la cultura que aportan musas como Norma Duval o Mariló Fernández. No hay ni un solo gran evento cultural por el que Madrid sea conocido… Bueno, lo mismo si podemos montar un Festival De La Comedia sólo con las meteduras de pata de Ana Botella. Si me pongo a comparar Madrid con Barcelona, Bilbao, Donosti …. me pongo a llorar.

¿Qué has ganado y qué has perdido por el hecho de organizar un festival y dar pie a todas las implicaciones emocionales que eso conlleva?

He ganado en satisfacción y emoción al trabajar con grandísimos artistas de ayer, hoy y mañana. reforzar el sentimiento de equipo de mi oficina, que se han dejado el alma cada minuto durante los 365 días del año. He perdido dinero y salud mental, sobre todo por la frustración de tener que lidiar cada año con la administración municipal y su falta de empatía a la hora de simplemente apoyar iniciativas culturales que se salen de lo habitual.

¿Cuáles han sido las principales dificultades que tuvisteis en los primeros momentos de la organización del festival?

Encontrar la localización perfecta y un compromiso que sea duradero. Es un festival eminentemente urbano, de carácter sostenible y dirigido a un público determinado, con lo cual necesitamos un entorno más o menos céntrico al que se pueda acceder fácilmente en transporte público.

¿Por qué organizas tu festival en esa localización? ¿Has pensado cambiar de localización alguna vez?

Porque es el sitio perfecto para este tipo de eventos no masivos. Si hubiera una política y estrategia cultural mínimamente decente en esta ciudad, todo sería mucho más fácil. Y buenos gestores especializados en las industrias culturales. La cultura ha de ser sostenible, pero no puede ser dirigida por contables.

Si, he pensado en cambiar de localización, pero volvemos a lo mismo de antes, en Madrid sólo encuentras dificultades para iniciativas que no sean pan y circo. Una marca, con el dinero por delante, puede ocupar un espacio público como la Plaza De Callao el tiempo que quiera siempre y cuando pague. Una iniciativa cultural es algo molesto, aunque a la gente le guste y sea un éxito de crítica y público.

¿Qué es lo mejor y lo peor que tiene la localización de vuestro festival?

El Matadero es un marco incomparable. No tiene defectos, al menos para mi. Sólo uno, que los que están por encima de los gestores del Matadero entiendan este espacio de creación contemporánea como una mera caja registradora. Por no hablar de auténticas situaciones surrealistas que hemos padecido en cuanto a cambios de condiciones y aforos, etc.

¿Qué tres cambios en la historia del festival sirvieron para hacer de vuestro festival un evento mejor y más disfrutable?

Salir de la Nave 16 al exterior ha sido una mejora incuestionable. Sobre todo porque en pleno junio, si el aire acondicionado de la Nave 16 no funciona, el ambiente se hace irrespirable e incómodo.

¿Cuál es en tu opinión la mentira más aceptada por la sociedad o por la industria musical (así, en general) en torno a los festivales o a la organización de los festivales?

No creo que haya ninguna mentira aceptada. En el 99% de los casos los festivales están organizados por empresas muy profesionales, que hacen un magnífico trabajo y son un motor de creación de empleo y generador de riqueza. El 1% son auténticos impresentables como el Sr Flores, que encima gozaba del trato de favor y el beneplácito de varios dirigentes del Ayuntamiento de Madrid, como así ha quedado demostrado en la instrucción de la causa del Madrid Arena.

¿Crees que es posible un festival masivo sin el apoyo económico de las marcas y empresas multinacionales?

Sin la ayuda de los sponsor es prácticamente imposible organizar un festival, ya sea masivo o minoritario. Estoy muy a favor de la empatía marca – evento cultural. Una ley de Mecenazgo debería ser el marco legal que amparara y mejorara este aspecto.

¿Cuáles han sido tus mejores tres momentos de la historia del festival y por qué?

1) El primer minuto cuando abrimos puertas en la primera edición: fue un sueño hecho realidad

2) Cuando Lisa & The Lips salieron al escenario. Fué la culminación de una idea que rondaba por las mentes de Heart Of Gold desd ehacía tiempo. Es nuestro pequeño Frankenstein.

3) Cuando Irma Thomas salió a cantar y varias personas se nos acercaron (alguno de ellos llorando de emoción) y nos dieron las gracias por organizar Blackisback, pensaban que nunca verían a una diosa del soul como Irma Thomas en directo.

¿Y cuál ha sido el peor momento que se te viene a la mente y por qué?

Hay muchos, casi todos relacionados con lo que comentaba antes. En esta ciudad es imposible encontrar empatía y apoyo desde la administración municipal. Podría escribir un libro sobre la cantidad de inconvenientes y baches que hemos encontrado en el camino. Somos un festival 100% financiado por una empresa privada, no pedimos ayudas ni subvenciones, sólo que no nos pongan mil trabas a la hora de utilizar un espacio público que se supone que hemos pagado todos los madrileños para que haya una programación cultural.

Define vuestro festival en sólo tres conceptos generales.

Ritmo y Alma

Calidad artistica

Respeto máximo por el público

¿Cuál es tu festival favorito del mundo y por qué?

Lamento barrer para casa, pero es lo que honestamente pienso: el Blackisback Weekend. Tiene todo lo que yo quiero (como espectador) de un festival: comodidad, grandes artistas, un buen emplazamiento, precios populares y los niños entran gratis. Y sin pantallas de video, se puede ver a los artistas a dos metros de ti, sin aglomeraciones ni sentirte como sardina en lata.